Información de la revista
Vol. 35. Núm. 6.
Páginas 322-325 (Noviembre - Diciembre 2011)
Visitas
13811
Vol. 35. Núm. 6.
Páginas 322-325 (Noviembre - Diciembre 2011)
Original breve
Acceso a texto completo
Efectividad y uso del linezolid en planta de hospitalización
Effectiveness and use of linezolid in hospitalisation wards
Visitas
13811
R. Rivas
Autor para correspondencia
lukasiskariote@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, M. Barrera, L. González, V. Domínguez, R. Sánchez, M.M. Romero
Servicio de Farmacia Hospitalaria, Hospital Juan Ramón Jiménez, Huelva, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla 1. Características de nuestra población
Tabla 2. Indicaciones de uso de linezolid
Tabla 3. Estudios aportados para la aprobación de las diferentes indicaciones
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivo

Linezolid supone una alternativa frente a Staphylococcus aureus resistente a meticilina. Describir la utilización y efectividad de linezolid.

Métodos

Se recogieron datos demográficos, clínicos y de seguridad de los pacientes hospitalizados. Las fuentes de información fueron las historias clínicas y el programa de gestión de farmacia.

Resultados

Treinta pacientes recibieron tratamiento con linezolid (mediana de edad 69,5 años, 63% varones). La mediana de días con tratamiento fue de 8. La indicación más prevalente fue infección de piel y partes blandas (46,7%). En un 40%, las indicaciones no se ajustaban a las aprobadas por la agencia reguladora. Linezolid se utilizó como tratamiento dirigido (53%) mayoritariamente frente a Staphylococcus coagulasa-negativo. La curación clínica se obtuvo en el 83,3% de los casos, y curación microbiológica en el 40%. En 3 pacientes (10%) se describieron reacciones adversas asociadas al tratamiento.

Conclusión

La efectividad y seguridad de linezolid es parecida a la descrita en los ensayos. Su uso fuera de indicación y el elevado número de tratamientos empíricos debe plantearnos el desarrollo de estrategias.

Palabras clave:
Staphylococcus aureus
Linezolid
Utilización de medicamentos
Abstract
Objective

To describe the use and effectiveness of linezolid as an alternative treatment for methicillin-resistant Staphylococcus aureus.

Method

Demographic, clinical and safety data were collected from hospitalised patients. The information sources were the clinical records and the pharmacy programme.

Results

Thirty patients were treated with linezolid (median age 69.3, 63% male). The median duration of treatment was 8 days. The most prevalent indication was soft tissues and skin infections (46.7%). The indications were off-label in 40% of cases. Linezolid was used as a targeted therapy in 53%, especially for coagulase-negative Staphylococcus. Clinical healing occurred in 83.3%, and microbiological healing in 40%. Three patients (10%) experienced side effects from using linezolid.

Conclusion

The effectiveness and safety of linezolid is similar to that described in the trials. Its off-label use and the high number of empirical treatments mean that new strategies must be developed.

Keywords:
Staphylococcus aureus
Linezolid
Drug use
Texto completo
Introducción

Linezolid es un antibiótico perteneciente a las oxazolidinonas. Tiene actividad frente a organismos grampositivos y anaerobios, aunque su importancia radica ante todo por su actividad frente a Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM). La formulación oral (biodisponibilidad 100%) permite realizar terapia secuencial1–3.

Linezolid es un fármaco aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) (en julio de 2001, modificándose en abril de 2007) para1:

  • -

    Neumonía nosocomial y neumonía adquirida en la comunidad, cuando se tenga la certeza o se sospeche que estén causadas por bacterias grampositivas sensibles a linezolid.

  • -

    Infecciones complicadas de piel y tejidos blandos solo cuando las pruebas microbiológicas muestren que la infección está originada por bacterias grampositivas sensibles a linezolid.

El 26 de abril de 2007 la AEMPS emitió un comunicado en el que se advierte del incremento de mortalidad en pacientes tratados con linezolid y posible infección por gramnegativas o infección mixta, esta nota provocó modificaciones en la ficha técnica4.

Los estudios de utilización de medicamentos son estudios descriptivos cuya finalidad es examinar en qué grado se pueden transferir a la práctica habitual los conocimientos adquiridos en los ensayos clínicos; además de una forma de auditoría terapéutica que permite mejorar la calidad de la práctica clínica5,6.

Este estudio va a describir la efectividad, seguridad y uso de linezolid, en un hospital de segundo nivel en Andalucía (600 camas, 490 en dosis unitaria), tras las modificaciones realizadas en la ficha técnica. Fue aprobado por el Comité Ético del Centro.

MétodosPoblación

Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo. La población diana fue el 100% de los pacientes ingresados durante el año 2008. Los criterios de inclusión fueron pacientes ≥ 14 años ingresados en planta de hospitalización y que al menos recibieron una dosis de linezolid. Se excluyeron los pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI), ginecología y pediatría. Las fuentes de información fueron las historias clínicas de los pacientes y el programa de gestión de unidosis (MultiBase-TransTOOLs, versión 4.3-Rev. 7.08).

Variables

Se recogieron datos demográficos: edad, sexo, así como la unidad a la que pertenece el paciente y el servicio prescriptor; datos clínicos: indicación, tratamiento empírico o dirigido, curación clínica (resolución de los signos y síntomas de la infección al final del tratamiento) y microbiológica (negativización de los cultivos al final del tratamiento), duración del tratamiento; datos de seguridad: reacción adversa al medicamento (RAM), muerte.

Estadística

Las variables cualitativas se analizaron descriptivamente mediante frecuencias y las cuantitativas con medidas de tendencia central y de dispersión (mediana y rango). Para todos los análisis se utilizó el paquete estadístico SPSS 12.0.

Resultados

Durante 2008, ingresaron 16.399 pacientes, el 0,18% estuvo en tratamiento con linezolid. Un total de 36 pacientes recibieron linezolid en planta de hospitalización, solo en 30 de ellos se pudo recuperar la historia y cumplían las condiciones mínimas para evaluar al paciente (historia completa del episodio, más de una administración del fármaco).

La mediana de edad de los pacientes, sexo, unidad responsable y servicio prescriptor aparece en la tabla 1.

Tabla 1.

Características de nuestra población

Mediana edad, años (rango)  69,5 (72) 
Sexo
Varón, n (%)  19 (63) 
Hembra, n(%)  11 (37) 
Unidad a la que pertenece el paciente
Medicina interna, n (%)  5 (18) 
Cirugía general, n (%)  4 (14) 
Cardiología, n (%)  4 (16) 
Nefrología, n (%)  2 (5) 
Neumología, n (%)  1 (2) 
Neurocirugía, n (%)  2 (6) 
Cirugía vascular, n (%)  9 (30) 
Traumatología, n (%)  2 (7) 
Urología, n (%)  1 (2) 
Servicio prescriptor
Medicina interna, n (%)  28 (93) 
Cirugía vascular, n (%)  2 (7) 

Las indicación más prevalente fue la de infección de piel y partes blandas (IPPB) con un total de 14 (46,7%) casos (tabla 2), de los que 5 fueron infecciones de herida quirúrgica; seguida de neumonía nosocomial (NN) con 9 (30,0%) casos.

Tabla 2.

Indicaciones de uso de linezolid

N (%)  Indicación 
14 (46,7)  Infección de partes blandasa 
9 (30,0)  Neumonía nosocomial 
3 (10,0)  Bacteriemiab 
1 (3,3)  Neumonía asociada a la comunidad 
1 (3,3)  Osteomielitisb 
1 (3,3)  Meningitisb 
1 (3,3)  Peritonitisb 
a

En 6 pacientes se trató de forma empírica, por lo que no se ajusta a las indicaciones aprobadas en la ficha técnica.

b

Indicación no aprobada en la ficha técnica.

En 12 (40%) pacientes la indicación no se ajustaba a las aprobadas por la AEMPS. De estos 12 pacientes, 6 eran infecciones de partes blandas tratadas de forma empírica. Dos pacientes tenían insuficiencia renal y otro era alérgico a vancomicina, en todos ellos se optó por linezolid.

Se comenzaron de forma empírica 14 tratamientos y 16 de forma dirigida. De los tratamientos empíricos en 5 pacientes hubo desencalado terapéutico, adaptándose al antibiograma; en 5 pacientes se inició linezolid por fracaso terapéutico (en 4 pacientes no se cubría SARM y en uno estaba con vancomicina). De los 16 pacientes que recibieron terapia dirigida, 15 eran microorganismos multirresistentes: 8 (50,0%) Staphylococcus cogulasa-negativo, 3 (18,7%) SARM, 2 (12,5%) E. faecium, 2 (12,5%), Enterococcus faecalis; todos sensibles a vancomicina (CIM≤1), cotrimoxazol, clindamicina o teicoplanina, dependiendo del microorganismo. En 3 de estos pacientes se inició linezolid por fracaso a la vancomicina. Solo en un paciente con neumonía nosocomial se aisló SARM, se cambió vancomicina por linezolid.

La mediana de días con tratamiento fue de 8 (rango 29). Tan solo un paciente se trató por un período mayor a 28 días (30 días).

La curación clínica del episodio se obtuvo en 25 pacientes (83,3%). Solo se pudo constatar curación microbiológica en 12 pacientes (40% del total de los pacientes). En el resto de los pacientes no tenemos información de cultivos negativos tras el tratamiento, ya sea por mejoría clínica del paciente e irse de alta sin sacarle una nueva muestra, o por fallecimiento.

En 3 pacientes (10%) se describen RAM. Una trombocitopenia, clasificada como condicional por el algoritmo de Karch-lasagna modificado, que obligó a la suspensión del tratamiento con linezolid. Dolor durante la administración intravenosa de linezolid, clasificada como probable por el algoritmo, que obligó también a su suspensión. Y una candidiasis clasificada como probable que se resolvió sin influir en la duración del tratamiento o el estado del paciente. Las RAM detectadas fueron notificadas al Centro Andaluz de Farmacología. Fallecieron durante el episodio infeccioso 5 (16,7%) pacientes.

Discusión

El aumento incipiente en la flora microbiana hospitalaria multirresistente7,8 así como la dudable eficacia de antibióticos tradicionales para estos organismos en determinados casos (el uso controvertido de vancomicina con sensibilidad intermedia en infecciones por SARM9,10) hacen que nuevos agentes antibacterianos tengan cabida dentro del arsenal terapéutico tradicional. Por ello es importante realizar un uso racional de las nuevas alternativas terapéuticas, para que en un futuro cercano no pierdan su eficacia.

Nuestro estudio nos pretende mostrar una foto de la situación de este antibiótico, con ello podremos detectar posibles usos irregulares y aplicar una mayor racionalidad a la terapia antimicrobiana.

En cuanto al uso de linezolid, la indicación más prevalente es la IPPB, la mayoría de estos pacientes pertenecen al servicio de cirugía vascular y podemos sospechar que muchas de estas infecciones están en relación con infecciones del pie diabético (dato que no ha sido recogido en nuestra hoja de datos).

En los estudios de Ziglam et al.15 y Walker et al.16 de uso de linezolid, podemos destacar varios datos respecto al actual. En ambos, la infección de tejidos y partes blandas fue la indicación más frecuente (26 y 32%) al igual que en el nuestro. Diferente es el caso de los microorganismos aislados siendo el más prevalente en ambos el SARM (56 y 44,7%). Nuestra mediana de días de tratamiento, 8 (rango 29), es muy inferior a la demostrada en estos estudios (14,4 y 22 días). En nuestro estudio el valor de adherencia a las indicaciones aprobadas en la ficha técnica (40%) es más parecido a Walker et al. (53%) que al estudio de Ziglam et al. (tan solo indica que la adherencia a las recomendaciones es muy buena). Debemos destacar que en los artículos reseñados la adherencia, se refiere a una serie de recomendaciones propias, diseñadas por expertos del hospital, habitualmente un equipo multidisciplinario (infectólogo, farmacéutico de enfermedades infecciosas, microbiólogo, preventivista, etc.). En nuestro hospital las únicas recomendaciones son las indicaciones de la ficha técnica, al no poseer un programa activo de control de uso de antibióticos. Su uso fuera de indicación (40% de las pacientes), así como casi un 50% de tratamientos empíricos, debe hacernos replantearnos su manejo en el hospital. La mayoría de los pacientes eran seguidos por medicina interna.

En la tabla 3 se muestran los resultados en cuanto a curación clínica, microbiológica y duración del tratamiento obtenidos en diferentes ensayos que apoyaron la aprobación de linezolid para las diferentes indicaciones. Los estudios no son comparables entre sí, pues las poblaciones son diferentes y el estudio no estaba diseñado para tal fin, pero sirven de referencia. Debemos resaltar que en nuestro estudio no se hace una diferenciación entre las diferentes enfermedades ya que el número de pacientes no es lo suficiente alto en cada una de ellas para establecer una comparación. En nuestro estudio, linezolid parece tener una efectividad parecida a la descrita en los ensayos clínicos. Evidentemente sin un grupo control estos datos deben manejarse con precaución y son meramente orientativos, sin poder ser utilizados a la hora de tomar decisiones.

Tabla 3.

Estudios aportados para la aprobación de las diferentes indicaciones

Curación clínica (%)  Curación microbiológica (%)  Días de tratamiento  Indicación  Autor 
88,6  88,1  13,4 ± 5,4  Infección de piel y tejidos blandos  Stevens (2000)11 
66,4  67,9  11,6 ± 3,4  Neumonía nosocomial  Rubinstein (2001)12 
86,3  87,0  11 ± 4  Neumonía adquirida en la comunidad  San Pedro (2002)13 
73,2  58,9  12,6 ± 7,1  Infección piel y tejidos blandos, neumonía y urinaria, podían estar asociadas a bacteriemia  Stevens (2002)14 

Las RAM detectadas están descritas ampliamente en la bibliografía y en la ficha técnica.

Nuestro estudio tiene las limitaciones de un estudio descriptivo y retrospectivo, el cual se ha basado en la revisión de historias clínicas. Nuestra población se haya muy limitada, sobre todo, porque solo hemos escogido a los pacientes que habían ingresado en planta de hospitalización. Los pacientes de UCI quedan excluidos, siendo un servicio con un alto consumo de linezolid (el 15% del total del hospital).

Una colaboración más estrecha entre el servicio de medicina interna y farmacia debe conducir a un mejor manejo del medicamento. Aunque en nuestro centro el uso no sea excesivo ni contemos con una alta tasa de microorganismos multirresistentes, puede ser útil el uso de políticas de control a posteriori, tras la primera prescripción del facultativo, o usarlo como antibiótico de uso restringido. El incremento de SARM, incluso cepas resistentes a linezolid17,18, su elevado coste (114,70 €/día tratamiento) y el limitado número de antibióticos del que disponemos debe indicarnos utilizarlo solo en infecciones bien documentadas (IPPB y NN) y cuando otras alternativas no sean posibles (alergia o contraindicación a glucopéptidos).

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ficha técnica de Zyvoxid® [citado 14-11-2009]. Disponible en: https://sinaem4.agemed.es/consaem/especialidad.do?metodo=verFichaWordPdf&codigo=64109&formato=pdf&formulario=FICHAS.
[2]
K.Z. Vardakas, F. Ntziora, M.E. Falagas.
Linezolid: effectiveness and safety for approved and off-label indications.
Expert Opin Pharmacother, 8 (2007), pp. 2381-2400
[3]
D.J. Stalker, G.L. Jungbluth.
Clinical pharmacokinetics of linezolid, a novel oxazolidinone antibacterial.
Clin Pharmacokinet, 42 (2003), pp. 1129-1140
[4]
Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios. Alertas Farmacovigilancia [citado 20-11-2009]. Disponible en: http://www.agemed.es/actividad/alertas/usoHumano/seguridad/docs/NI_2007-07.pdf.
[5]
J. Altimiras, J. Bautista, F. Puigventos, I. Farmacia Hospitalaria Tomo.
Capitulo 2.9.
Farmacoepidemiología y estudios de utilización de medicamentos, Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, (2002),
[6]
J.R. Laporte, G. Tognoni.
Principios de Epidemiología del Medicamento.
2.a edición, Masson-Salvat, (1993),
[7]
C.J. Henwood, D.M. Livermore, A.P. Johnson, D. James, M. Warner, A. Gardiner.
Susceptibility of Gram-positive cocci from 25 UK hospitals to antimicrobial agents including linezolid.
J Antimicrob Chemother, 46 (2000), pp. 931-940
[8]
A.I. Hidron, J.R. Edwards, J. Patel, T.C. Horan, D.M. Sievert, D.A. Pollock, et al.
Antimicrobial-resistant pathogens associated with healthcare-associated infections: Safety Network at the Centers for Disease Control and Prevention, 2006-2007.
Infect Control Hosp Epidemiol, 29 (2008), pp. 996-1011
[9]
A. Soriano, F. Marco, J.A. Martínez, E. Pisos, M. Almela, V.P. Dimova, et al.
Influence of vancomycin minimum inhibitory concentration on the treatment of methicillin-resistant Staphylococcus aureus bacteremia.
Clin Infect Dis, 46 (2008), pp. 193-200
[10]
T.P. Lodise, C.D. Miller, J. Graves, A. Evans, E. Graffunder, M. Helmecke, et al.
Predictors of high vancomycin MIC values among patients with methicillin-resistant Staphylococcus aureus bacteraemia.
J Antimicrob Chemother, 62 (2008), pp. 1138-1141
[11]
D.L. Stevens, L.G. Smith, J.B. Bruss, M.A. McConnell-Martin, S.E. Duvall, W.M. Todd, et al.
Randomized Comparison of Linezolid (PNU-100766) versus Oxacillin-Dicloxacillin for Treatment of Complicated Skin and Soft Tissue Infections.
Antimicrob Agents Chemother, 44 (2000), pp. 3408-3413
[12]
E. Rubinstein, S.K. Cammarata, T.H. Oliphant, R.G. Wunderink, et al.
Linezolid (PNU-100766) versus Vancomycin in the Treatment of Hospitalized Patients With Nosocomial Pneumonia: A Randomized, Double-Blind.
Multicenter Study Clin Infect Dis, 32 (2001), pp. 402-412
[13]
G.S. San Pedro, S.K. Cammarata, T.H. Oliphant, T. Todisco.
Linezolid versus ceftriaxone/cefpodoxime in patients hospitalized for the treatment of Streptococcus pneumoniae pneumonia.
Scand J Infect Dis, 34 (2002), pp. 720-728
[14]
D.L. Stevens, D. Herr, H. Lampiris, J.L. Hunt, D.H. Batts, B. Hafkin.
Linezolid versus Vancomycin for the Treatment of Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus Infections.
Clin Infect Dis, 34 (2002), pp. 1481-1490
[15]
H.M. Ziglam, I. Elliott, V. Wilson, K. Hill, D. Nathwani.
Clinical audit of linezolid use in a large teaching hospital.
J Antimicrob Chemother, 56 (2005), pp. 423-426
[16]
S. Walker, L. Dresser, D. Becker, A. Scalera.
An assessment of linezolid utilization in selected Canadian provinces.
Can J Infect Dis Med Microbiol, 17 (2006), pp. 177-182
[17]
D. An, M.Y. Lee, T.D. Jeong, H. Sung, M.N. Kim, S.B. Hong.
Co-emergence of linezolid-resistant Staphylococcus aureus and Enterococcus faecium in a patient with methicillin-resistant S. aureus pneumonic sepsis.
Diagn Microbiol Infect Dis, 69 (2011), pp. 232-233
[18]
C. Seral, Y. Sáenz, S. Algarate, E. Duran, P. Luque, C. Torres, et al.
Nosocomial outbreak of methicillin- and linezolid-resistant Staphylococcus epidermidis associated with catheter-related infections in intensive care unit patients.
Int J Med Microbiol, (2011),
Copyright © 2010. SEFH
Idiomas
Farmacia Hospitalaria
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.